Editorial

Fuiste Mía ¿sólo ficción?

Fuiste Mía ¿sólo ficción?

Luis Santiago MEJÍA OROZCO

Después de verse envuelto en una gran controversia gracias al contenido violento de su vídeo Fuiste Mía, el cantante Gerardo Ortiz, en una conferencia de prensa en Los Ángeles es, defendió su posición al asegurar que el audiovisual no apela a la violencia contra las mujeres porque es meramente un producto artístico y de ficción.

El aspecto más interesante de esta conferencia, me pareció, fue que en su defensa Ortiz alegaba algo que es muy cierto. Dejando de lado su  pésima calidad, Fuiste Mía en su contenido no se aleja mucho de lo que se está transmitiendo en infinidad de series de televisión que para hacer su publicación más llamativa y rentable preponderan imágenes sangrientas que alimentan el morbo insaciable de un público que desde tiempos remotos ha demostrado una fascinación por la muerte y el poder.

Gerardo Ortiz 2

El gran éxito de la muy llamada “era dorada de la televisión” ha venido acompañado de historias en las que el anteriormente considerado “villano” ha pasado a convertirse en el anti héroe, dando pie a la aparición de figuras que alcanzan niveles de poder que jamás se hubieran imaginado en su vida tendrían.

Los ejemplos que se me vienen a la mente son Walter White (Breaking Bad), Jax Teller (Sons of Anarchy) y Nucky Thompson (Boardwalk Empire). Aunque los tres viven contextos completamente diferentes, tienen en común cargar en su espalda con una cruz pesada construida a base de muerte, mentiras y corrupción.

A pesar de lo simpáticos que pueden llegar a ser estos personajes, o lo mucho que nos podemos relacionar con sus necesidades “emocionales”, cada una de las series se encarga de recordarnos que las acciones con las que estos intentan lavar sus pecados no les dan ningún pase libre para dejar de ser lo que son, criminales y eventualmente aunque logren zafarse de un retorcido sistema de justicia (que en muchas ocasiones demuestra estar a su merced) , al final serán alcanzados por la misma ola de violencia que ellos provocaron.

Gerardo Ortiz 3

Walter White busca la redención sacrificándose para liberar a su familia del yugo de la culpa y a su amigo Jesse Pinkman del secuestro llevando a cabo una última masacre que le permite morir en el lugar donde se sintió el más poderoso de todos, su laboratorio de metanfetaminas.

Jax Teller decide correr el mismo destino mortal que su padre al darse cuenta de que su familia, incluido el mismo, son los únicos culpables del caos que le rodeó siempre y que le impidió llevar una vida de paz y tranquilidad fuera del club de motociclistas.

Nucky Thompson es asesinado por el último retoño del linaje de la familia a la que corrompió por varias generaciones para poder alcanzar sus ambiciosos propósitos.

Con esas oscuras conclusiones las mencionadas series permiten al espectador conocer el contexto de los personajes no para perdonarlos, sino para comprender que la vida real está muy lejos de ser una simple batalla entre los buenos y los malos.

GERARDO ORTIZ 4

Esta es la principal diferencia entre el contenido de las series y películas de las que hablaba Gerardo Ortiz y su vídeo musical. En Fuiste Mía, el cantante presenta imágenes agresivas de una forma sensual y empoderada, la chica que es encajuelada jamás muestra las sensaciones emocionales que conllevan el miedo de estar a punto de ser asesinado y por el contrario, ofrece escenas a lado del cantante que parecieran sacadas de un capítulo de 50 Sombras de Grey.

La mueca de felicidad que se dibuja en el rostro de Ortiz (Después de volarle los sesos a un hombre e incinerar a la novia) es el broche de oro para un producto que sirve como una adición más a ese culto a la violencia y el poder que han construido las narconovelas y los narcocorridos tan famosos en México, pues no podemos dejar de lado el éxito que alcanzaron el Señor de los Cielos y La Reina del Sur gracias a un tratamiento no muy lejano del que se hace en  Fuiste Mía. 

Es irresponsable que en un país donde diariamente historias como la de Fuiste Mía, son la razón del dolor de tantas familias, empresas de entretenimiento las sigan usando como fuente de inspiración para proyectos que elevan la figura del criminal a la de héroe.

Sin embargo, con todo y el mal (pero muy exitoso) tratamiento que han desarrollado estos productos, no creo que la censura sea la mejor salida ya que estos cantantes y productores de televisión son de los pocos que están hablando sobre los temas que más afectan a nuestro país actualmente, logrando de una forma extraña que se abran mesas de debate sobre cuestiones como el feminicidio, la violencia en los medios y el narcotráfico por mencionar algunos.

No obstante, sí me parece que es momento de que estas historias sean representadas de una forma más responsable y compleja, con un enfoque que deje de idealizar y hacer atractiva a la figura del criminal.

Probablemente Gerardo Ortiz, como el mismo lo dijo, “sólo estaba actuando”, lo que no se dio cuenta es que no se le acusaba de haber asesinado a alguien, sino de enaltecer la psicología violenta y machista que se esconde detrás de tantas muertes que han sufrido mujeres como la que representó en su vídeo musical.

Editorial

Más en Editorial

Pablo Querea, rostros de la psique y otros estados de la mente

Dimas Turcojulio 26, 2019

¡Libertad o nada! El canto de la mujer

MMmarzo 8, 2019

Octavio Paz y el equidistante surrealismo

MMabril 19, 2018

Los Cantos Floridos

MMmarzo 21, 2018

Cumplir o no cumplir, ese es el dilema

ABC DeMichoacánjunio 21, 2017

Las TIC’S, una oportunidad en la creación de un futuro próspero para las niñas de México.

Edgar Andrade Bolañosabril 24, 2017

Silvano dejaría Michoacán con apenas 17 meses de gobierno

ABC DeMichoacánmarzo 4, 2017

El acuerdo que nació muerto

ABC DeMichoacánenero 13, 2017

DERECHOS RESERVADOS - CASA EDITORIAL abc DE MICHOACÁN Efectivo en publicidad - Anúnciate con nosotros. Mándanos tu correo a abcmichpublicidad@yahoo.com.mx Teléfonos de oficina matriz 452-52-72230 452-52-72240. Uruapan, Michoacán.

Copyright © 2015 Diario ABC de Michoacan. Desarrollado por Interlabs